martes, 24 de febrero de 2015

TUS MANOS

He oído a muchas mujeres decir que lo primero en lo que se fijan cuando conocen a un hombre, es en sus manos. Lo cierto es que yo nunca he pertenecido a ese grupo de mujeres, quizás lo que más me llamaba la atención fueran los ojos, me gusta mirar a la gente a los ojos, aunque a veces me han reclamado en ese sentido, quizás cuando algo me perturba o estoy teniendo una de esas conversaciones que me llevan a meditar o pensar. 

Pero hoy nos ocupan las manos, si me permitís el juego de palabras. Y es cierto que las manos nos pueden llegar a decir mucho de una persona y pensando en unas manos masculinas, me salieron estos versos. La imagen que acompaña también fue una fuente de inspiración. Unas manos suaves de dedos largos y al tiempo poderosas y fuertes. Manos con alma de escritor capaces de acariciar con sus letras y con sus yemas. En fin que me pongo moñas total, espero que estas tonterías que a veces me salen os gusten, yo disfruto compartiéndolas con todos vosotros.

Deja que te bese amor, déjame saborear tu sonrisa,
esa que siempre tienes guardada para mí.
Pero hoy no solo quiero besar tu boca, hoy quiero besar tus manos
extasiarme con el sabor de tus falanges
que caprichosas examinan mi alma expuesta solo para ti.
Déjame arrastrar el calor de tus dedos por mi cuello
agitando el velo de mi respiración.
Sí amor, agitas mi aire convirtiéndolo en fuego
uno capaz de hacerme arder en combustión espontánea.
Quémate conmigo mientras tus manos bailan al son de mis caderas
a las que te aferras por temor a caerte 
en un giro inesperado del baile de nuestras vidas.

Deja que te bese amor, no solo tu boca sino tus manos.
Siente la calidez de mi aliento en las yemas de tus dedos,
en la palma de tu mano que deseosa en un pizzicato
de mi cuerpo de guitarra, arranca gemidos que empañan los cristales,
los que están orientados al norte
y también los que están orientados al sur de kalimas infinitas.
Deja que te bese amor, no solo tu boca, 
deja que bese también tus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario